Ganadores del Sorteo de 10 ejemplares de El Arcángel de Luz

Enhorabuena a los afortunados que resultaron ganadores en el sorteo de 10 ejemplares de El Arcángel de Luz sorteados por la Agencia Literaria Página Tres.

Espero que el libro os guste y lo disfrutéis.

LUCIA ARCA
MARTA BOLET
ANABEL BOTELLA SOLER
ROSA MARIA CANO
FATIMA CARDOZA
MARI LOLA LOPEZ IGLESIAS
TAMARA LOPEZ
LAURA PELAEZ GONZALEZ
NATALIA PEREZ LAMAS
ROSA Mª VAZQUEZ TORRES

Os recuerdo que aún podéis ganar un ejemplar firmado de El Arcángel de Luz gracias al concurso de El Rincón de la Novela Romántica.

Concurso de un ejemplar de El Arcángel de Luz firmado
Concurso de un ejemplar de El Arcángel de Luz firmado

Mucha suerte.

Concursos – Gana un ejemplar de El Arcángel de Luz

Actualmente hay dos concursos abiertos en los que puedes ganar un ejemplar de El Arcángel de Luz gratis. ¡No dejes pasar la oportunidad!

PÁGINA TRES: SORTEO DE 10 EJEMPLARES.

Sorteo de 10 ejemplares de El Arcángel de Luz de la Agencia Literaria Página Tres
Sorteo de 10 ejemplares de El Arcángel de Luz de la Agencia Literaria Página Tres

 

EL RINCÓN DE LA NOVELA ROMÁNTICA: UN EJEMPLAR FIRMADO.

Concurso de un ejemplar de El Arcángel de Luz firmado
Concurso de un ejemplar de El Arcángel de Luz firmado

El Arcángel de Luz en las librerías entre novedades libros 2014

¡Por fin puedo anunciar que El Arcángel de Luz está en las librerías! entre novedades libros 2014. ¿Sabéis cuánto tiempo llevo esperando para decir eso? Y ahora que estoy aquí, escribiendo sobre la buena noticia, no me lo creo. Acaricio las solapas de ese libro que he escrito hace años y simplemente no me lo creo.

Pero parece ser que es cierto. Ya no solo es una historia plasmada en una fría pantalla de ordenador, tiene cubierta, hojas de papel, portada, ¡es real!

Así es, se ha convertido en todo un señor libro y ha pesado más de medio kilo al nacer. Ainsss y parece que fue ayer cuando lo estaba concibiendo. Aún recuerdo el día que empecé a escribir las primeras páginas. Nunca en mi vida había escrito una novela, pero a pesar de las dudas, miedos e inseguridad, sentía que debía hacerlo. Era superior a cualquier cosa, tenía a Dana y a Abel las veinticuatro horas taladrándome la cabeza; hazlo, hazlo, hazlo. Y lo hice.

Y hoy es esto:

El Arcángel de Luz en novedades libros 2014

¡No me lo creo!

Sin embargo, mientras escribía El Arcángel de Luz, estaba escribiéndose también otra historia paralela: la mía como escritora. Porque aquella tarde cuando me senté frente al ordenador y abrí el Open Office, yo no tenía ni pajolera idea del berenjenal en el que estaba metiéndome. Caminaba ignorante, como mi personaje principal, hacia la aventura. Tan tranquila yo, tan feliz dándole a las teclas, sin más pretensiones que dar rienda suelta a mi imaginación, divertirme y nada más.

Y luego descubrí lo que eran los foros de escritores, las editoriales, los agentes literarios. Me abrí un Facebook y conocí a más gente. Creé un blog y conocí a blogueros, que también se convirtieron en amigos del FB. Abrí un Twitter y ahí la cosa se estancó un poco, porque nunca terminé de pillarle el truco al pajarito azul, pero en fin, como ya tenía una pandilla muy grande y molona de amigos, me daba un poco igual.
Terminé la novela, comencé mi periplo de enviarla a las editoriales y también descubrí lo que eran los email plantilla del tipo «tranquila, no eres tú, soy yo». Entonces pasé a decirme esa frase que suelen emplear los escritores para autoconsolarse: «Bah, ¿Qué es una negativa? A Hemingway lo rechazaron veintisiete veces». Lo que pasa es que a la trigésima, empecé a preocuparme un poco y me dije que a lo mejor no estaba tan mal publicar en Amazon. (Aún sigo considerándolo como una posibilidad para futuras novelas).

Pero cuando ya estaba a punto de decidirme por el camino de la autopublicación, un agente literario apostó por mí y me dijo que de Amazon nada, que a esperar un poquito más. De hecho, durante más de un año la palabra «esperar» fue la que más escuché, esa y la de «paciencia». Al final me consiguió editorial y el cuento tuvo un final feliz, que es este que estoy viviendo ahora.

Aunque dicen los veteranos del mundillo literario, que una vez consigues publicar viene lo peliagudo del asunto, la promoción. Así que nada, me toca sacarme las perdices de la boca y mover el culo.

No sé qué me deparará la suerte en adelante, lo que sí sé, es que esta nueva aventura no la empiezo sola. Pues durante el intrincado camino que ha supuesto llegar a la publicación, he conocido a gente que hoy los considero amigos de fatigas, y que ahora los siento aquí, a mi lado, dispuestos a ayudarme una vez más, a afrontar esos nuevos desafíos con la mirada al frente y la espada en alto. Espero que esta historia también tenga un final feliz.

El Arcángel de Luz entre novedades libros 2014. Es posible que en algunas webs y blogs el título de la novela aparezca mal escrito. Sé que no es algo muy importante, pero por ejemplo en Amazon lo tienen listado como “el arcángel de la luz” y en alguna web lo he visto como “arcangel de luz”.

Las Cosas Claras

De estreno va la cosa

Hoy estreno web y blog. Mi tercer blog para ser exactos. Tuve uno llamado “Diario de una Novel” y lo abandoné para dedicarme por entero a la novela que estaba escribiendo. Cuando terminé esa novela, abrí otro blog, “El Arcángel de Luz”, que también terminé dejándolo por lo mismo y después de meses de continuo mutismo, doy la cara en el blog de mi web.

Han sido diversos los motivos que me han llevado a este prolongado silencio y mentiría si dijera que me arrepiento. He callado porque sencillamente no tenía nada que contar. Y cuando sientes que no tienes nada que decir, es preferible cerrar la puerta sin hacer ruido.

Pero ya estoy aquí. Con ganas de soltar la lengüita y blandir el látigo. Zas, zas, les daría a algunos con mucho gusto. Aunque hoy no, hoy estoy de estreno y no es plan de enseñar los colmillos nada más asomar el hocico. Ya habrá tiempo para encender la mecha.

Haciendo balance

Hoy como digo, seré buena y os pondré un poco en antecedentes de lo que he vivido estos meses. Me han pasado cosas buenas y malas. Más malas que buenas, siendo sincera.

Empezaré por lo positivo; fui a la Feria del Libro de Madrid 2012 con mi tía, nos lo pasamos genial, conocimos personalmente a amigos del facebook y allí, mi agente, mi dio noticias esperanzadoras con respecto a la publicación de mi novela. Luego regresé y pasé un verano de cojón de pato, deseando que llegara el otoño para recibir esa gran noticia, y cuando las hojas empezaron a caer, la noticia llegó con una negativa.

Así que hice nuevos planes y seguí esperando. Sigo esperando. Porque hay algo que no sabes cuando un día, tras escuchar voces en tu cabeza, llegas a la conclusión de que quizás esas voces cobren algún sentido si las plasmas en un papel y sufres una especie de revelación, que te impulsa a gritar, ¡quiero ser escritora! O algo así.

Pero como digo, no sabes que te pasarás más tiempo esperando que escribiendo, y sin ninguna garantía de nada. Lo mismo tienes suerte y te coronas con laureles, como te mueres del asco y acabas contando tu historia de juntaletras fracasado, a cualquier oreja que se te plante delante. Yo de momento no he llegado ni a la categoría de juntaletras fracasada. Cruzo los dedos.

Las cosas claras

No quiero que se malinterpreten mis palabras y me tachen de pesimista. No se trata de eso. Pero este blog se titula “Las Cosas Claras” y haré honor a su título, siempre desde mi punto de vista.

Soñar es bonito. Necesario. Pero no es cierto que todos los sueños se cumplen. No siempre que te esfuerzas consigues lo deseado. Aunque es preciso intentarlo. Aspirar a algo en la vida, a lo que sea, tiene que estár por encima de un propósito. Debe primar la vocación al interés por la recompensa. Pues quizás, como digo, nunca la haya. Y esa es la verdad. Entenderlo es evitar frustraciones a tiempo, ilusiones en vano y escritores fracasados. O fracasados a secas. Porque cuando luchas por tus sueños, por el placer de intentarlo, aunque fracases, siempre ganas.

Creando Historias

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Pinterest