Itsy Pozuelo

Reseña de El Arcángel de Luz de Itsy Pozuelo.

¡Hola amigos! Hoy os voy a dejar otra reseña que me escribieron hace mucho tiempo. ¡Fue la primera de ellas! Así que ya podéis imaginar lo especial que es para mí, porque me acuerdo lo rápido que me latía el corazón al leer el correo y la sonrisa bobalicona que se me puso luego. Y hoy, esa personita encantadora también se ha convertido en alguien muy especial para mí. Gracias Itsy Pozuelo, por tantos años apoyándome .

“Hace unos años escribí una reseña sobre este libro y hoy su autora me ha pedido permiso para poder utilizarla. Como no sabía qué había escrito le he pedido que me la pasara y me he visto en la obligación de tener que reescribirla. ¿Por qué? Simplemente porque no estaba a la altura de una novela que cuando la leí hizo que me enamorara de los personajes, de la trama, del estilo y dela escritora.

Todo empezó un día en el que Raquel se puso en contacto conmigo para pedirme que reseñara la novela. Recuerdo que dije que sí muy poco convencida. En esa temporada era común que muchas autoras te escribieran para ello y la mayoría de las novelas eran una tortura. Tras unos días teniendo la novela en el escritorio en la que ella me miraba y yo la miraba a ella, decidí comenzar leyendo un capítulo para ver a qué me tendría que enfrentar.

Me senté y tras un par de horas me di cuenta de que había empezado a leer y no había podido parar. Me llamó la atención que no tenía capítulos, la novela estaba dividida en partes y eso me había ayudado a olvidarme de todo, a no salirme en ningún momento de la novela y vivirla como si fuera una película o diría más, como si fuera mi propia vida.

Los personajes de ésta novela están muy bien definidos, podemos ver cada gesto que nos describe o escuchar cada frase que dicen. Si Raquel hubiera decidido después de 20 páginas- en la que ya conocemos a los personajes- dejar de contarnos quién dice qué o quién hace qué podríamos saberlo perfectamente y eso es algo muy difícil de conseguir. Las situaciones que viven son comunes, creíbles y los tiempos están muy bien marcados. No es una novela que se haga pesada ni tampoco te queda la sensación de que corre demasiado. Todo pasa cuándo tiene que pasar.

Volviendo a los personajes voy hacer alusión a los dos principales. Dana y Abel. Dana es una chica con personalidad, que tiene muy claro como debe hacer las cosas. Me gusta porque últimamente una chica con personalidad parece que tiene que ser una “choni” y ver que Raquel consiguió hacer una chica con carácter pero no por ello una barriobajera mal hablada, me dan ganas hasta de llorar de la emoción. Los tics de Dana es un punto a su favor, a día de hoy cuando voy por la calle y veo una prenda de vestir (ya sabréis cuál) mi mente viaja de manera automática hasta “El arcángel de Luz” y me saca una sonrisa al recordar a Dana.

Ahora paso a hablar de Abel. Ais ese Abel que nos vuelve locas y que nos hace hasta discutir por ver de quién es… ¿Sabéis lo que más me gusta? Que destila inteligencia, superioridad, serenidad y melancolía por los cuatro costados. Por supuesto también está muy bueno pero, en este caso, cuando nos encontramos con un personaje tan bello en todos los sentidos, que lo sea por fuera pasa a un segundo plano. Con este personaje Raquel se corona, un personaje con una manera muy propia de hablar y muy diferente a la de todos los personajes que nos encontramos. Frío como un tempano, con una dureza al expresarse que hiela los sentidos. Es un hombre que se nota que no está a ras del suelo. Hay frases de él que consigue que se me ponga el vello de punta y que un escalofrío me recorra la espina dorsal. Si existiera de verdad (ojalá haya alguno y que yo lo conozca xD) tendría a todas las mujeres y hombres del planeta rendido a sus pies. Chapó Raquel.

La historia está cargada de momentos divertidos, de momentos tensos, de momentos en el que las lágrimas caerán por vuestras mejillas por mucho que queráis evitarlo. Otro punto a su favor, hablando de la trama, es la facilidad de Raquel para introducir detalles interesantes que además nos hará aprender, yo recuerdo uno (no puedo decir cuál, cachis en la mar salá!) que cuando terminé el libro me fui a San Google y dije: ¡Hala, si es de verdad! ¡¡Existe!!

Para no explayarme más, termino diciendo que es un libro recomendadísimo, pero no solo el libro sino todo lo que escribe Raquel, porque todo lo que hace, lo hace muy bien.

Cuando lo leí dije que se había convertido en mi escritora favorita y a día de hoy sigo pensando exactamente lo mismo.”

Deja un comentario

Creando Historias

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Pinterest